::: Dinámicas para tutoría :::
Mi novio quiere controlarme el WhatsApp
8 de marzo
Yolanda JB - http://www.educarueca.org / Lunes 6 de marzo de 2017
  Versión para imprimir de este documento Versión imprimir ::
 

Juego de rol

Según las líneas de trabajo que Augusto Boal definió dentro del Teatro del Oprimidx vamos a pedir a un voluntario y una voluntaria que se ofrezcan para un juego de rol.

El chico interpretará a la chica y la chica al chico.

El tema es claro y no es necesario dar muchas pistas para permitir un improvisación más personal.

.- "Estoy harta de que me mires mi móvil. Los whatsapps que recibo son cosa mía".

.- .....................

Seguiremos pidiendo personas voluntarias para que vayan sustituyendo a lxs primerxs y se vayan creando otro tipo de situaciones con el mismo tema.

Acaba la interpretación. Nos sentamos en círculo. Empezamos por preguntar cómo se han sentido durante el juego de rol por si alguien se ha sentido verdaderamente herido o herida y necesita una reparación.

Partiendo de la premisa de Augusto Boal de que las personas opresoras nunca son las que favorecen la liberación, que todo va a depender de la opción que tome la persona oprimida, analizaremos todo lo que se ha dicho la pareja, y lo que no se han dicho también.

Es muy importante analizar si se parece o no se parece a la vida real y de ahí iremos escuchando sus opiniones y sus valoraciones. No hay un consejo final. Es la suma de todo el proceso lo que a cada uno y cada una le dará ideas para analizar su propio "yo".

==================

A continuación os comparto un breve resumen de cómo ha ido hoy la tutoría:

7ª hora, tutoría. Llegan a clase y se sientan en círculo. No cuesta mucho mover las sillas alrededor del aula. Veo sus caras de hambre y cansancio y me temo lo peor como casi cada lunes al comienzo de la hora de tutoría. Siempre me sorprenden. Hoy muy especialmente.

Comienzo diciéndoles que en muchas otras aulas la tutoría consiste en hablar de los problemas de clase y que conmigo eso no es así. Les pregunto si lo echan de menos y me dicen que “no saben”. La cosa empieza a bajo nivel. Les repito, como en muchas otras ocasiones, que si trabajamos lo de conocernos a nosotrxs mismxs y al resto, comunicarnos, alimentar nuestra autoestima, cooperar, tomar decisiones por consenso, respetar la diversidad del aula, relacionarnos desde la noviolencia, los conflictos en nuestra aula se regularán solos y esa regulación será la fuerza que nos haga crecer como personas así que, bienvenidos nuestros conflictos.

Les pregunto si saben qué celebramos el próximo miércoles 8 de marzo. Me dicen que sí. El día internacional de la mujer, de la mujer trabajadora que gana un 17% menos que los hombres que hacen su mismo trabajo.

¿Dónde empieza esta diferencia? Pregunto. El día que nos visten de rosa o azul, según nos toque, nos van marcando el camino. Existe la posibilidad de cambiar cosas, aseguran.

Si un chico y una chica se sientan para trabajar juntos al ordenador ¿Quién es más probable que maneje el ratón? Casi unanimidad: -el chico. Dos chicas se rebelan. Lo celebro.

Vamos a realizar un juego de rol. Necesitamos una pareja de adolescentes. La chica, con gorra rapera, hará de chico. El chico, con teléfono en mano, hará de chica. Rápido tengo dos voluntarixs dispuestxs.

.-¿Qué haces? Pregunta el/la de la gorra. .- Nada, comenta ella/él, chatear con una amiga. .- Déjame ver, dice el chico (siempre interpretado por una chica) .-No quiero. .- Venga, dámelo. .- Que no. .- Visto y no visto. Alarga la mano y se lo quita. Cambiamos de persona voluntaria. Sale otrx alumnx para hacer de chica. Hay que repetir la escena anterior y dar un paso más allá. Siempre desde la visión de Augusto Boal de que no va a ser la persona opresora la que conceda la libertad a la oprimida. Tendrá que ser la oprimida la que logre liberarse. .- ………… (repetimos el diálogo anterior) .- He dicho que me lo des. Dame el teléfono. .- No quiero. .- Trae aquí. (Y se lo quita) .- Tienes contraseña. Pero tú qué te has creído¡¡¡ .- Es mi teléfono. .- Calla idiota. (Nuevo cambio de persona. Sale otra persona para hacer de chico. Volvemos a repetir todo el diálogo anterior hasta lo de la contraseña.) .- Dame la contraseña¡¡¡ .- No quiero. .- Te he dicho que me la des o si no les cuento a tus padres lo que hacemos tú y yo. .- No, por favor. Tómala … (Nuevo cambio y nuevo repetir todo. Volvemos a la contraseña)

.- Dame la contraseña. .- No quiero. .- Si no me la das le cuento a tus padres lo que hacemos. .- No me importa. Mis padres me apoyarán. .- Pues subiré a Internet las fotos tuyas que tengo. .- No, eso no, por favor. Tómala ... (Cambiamos de personaje. Vuelve a cambiar la persona que hace de chica). .- Subiré a Internet tus fotos. -(Dice la chica que hace de chico). .- Pues yo iré a la policía y te denunciaré -(Dice el chico que hace de chica). Aplauso espontáneo y se acabó.

Comienza el debate.

¿Cómo os habéis sentido las personas que habéis participado? Todas han llegado a sentir la rabia y la impotencia. Era incómodo.

¿Se parece a situaciones reales? Todo el mundo de acuerdo en que sí. Cuentan que conocen parejas que han pasado por esa situación y peores.

¿Eso es amor? Completamente de acuerdo en que no. Una participación maravillosa de gente explicando que eso no es amor que eso se hace por una extrema necesidad de no querer quedarse sola. Se ha hablado también de las 12 mujeres asesinadas en los dos primeros meses del año. Conocían casos en los que son las mujeres las que amenazan y humillan también lo hemos comentado. ¿Es o no es violencia de género? ¿Qué pasa cuando la agresión es solo por el hecho de ser mujeres?

Ha salido el tema del miedo a ser violada que sufren las mujeres desde los 12 o 13 años de edad. Un miedo que en ocasiones nos genera una inseguridad por la que los chicos no pasan nunca.

Hablan de chicas, de mujeres que se prestan a ser humilladas. Hablan de que se puede salir. Vuelven a denunciar que si hay amor no hay sufrimiento.

La inseguridad que también es en muchas ocasiones inseguridad económica. La importancia de ser autónomas en temas económicos da una libertad enorme a las mujeres y hemos de trabajar más para conseguir ese puesto de trabajo que nos permita elegir.

Ninguna quiere ser la mujer de Donald Trump.

La tutoría no llega a ser una hora completa. Solemos acabar esa 7ª h. un poquito antes de que suene el timbre para que nuestro final no sea producto del sobresalto chirriante de esa maldita máquina que nos marca el tiempo. Ha sido intenso y gratificante. Yo no sé cómo nuestras autoridades nos dicen que la hora de tutoría se puede dar en inglés. Es un insulto a nuestra profesión, a nuestra función y sobre todo es un robo a nuestro alumnado. Es privarles de ese impulso colectivo para el desarrollo integral de estas personas que caminan, en ocasiones, bastante solas en su proceso de maduración. En las tutorías no son fundamentales mis preguntas pero si lo son sus respuestas.


Esqueleto "epc_3c" para SPIP distribuido por ColeWebs.org | Diseño: joseluis | Copyleft