::: Dinámicas para tutoría :::
MÁS SOBRE EL BOTELLÓN
Yolanda jb / Viernes 30 de junio de 2006
  Versión para imprimir de este documento Versión imprimir ::
 

Los adultos tolerantes no pueden posicionarse frontalmente en contra del fenómeno que convencionalmente conocemos como botellón.

No consiste éste, según se nos dice, sino en (a) una modalidad de diversión (b) elegida (c) por los jóvenes (d) para pasar en grupo y (e) al aire libre la noche en torno a (f) una compartida botella de alcohol.

Inevitablemente, puesto que de jóvenes se trata, la trasgresión ha de estar presente. Pero ese dato, por sí sólo, no descalifica nada. Al fin y al cabo, sólo ejerciendo el derecho a hacer lo que a cada uno apetece, puede el joven llegar a definir con autonomía su personalidad.

Por eso es importante estar con el botellón. Lo que supone, a poco sentido común que se le eche a la cosa, estar contra lo que «no es botellón». O, al menos no lo es en el sentido en que habitualmente se apologiza el fenómeno.

a) Si se trata de buscar diversión -es decir, recreo, pasatiempo, solaz-, no puede considerarse tal lo que no es sino desmesura: en horas empleadas, en número de congregados, en extensión de espacios ocupados, en decibelios emitidos, en alcohol consumido. Resulta preocupante que algunos -despistados sin duda- sólo encuentren diversión en el exceso que oculta sus limitaciones para disfrutar y comunicarse. Por otra parte, algo distinto a la diversión debe producirse cuando crecen las amenazas, las agresiones, las lesiones, tal como nos informa cada fin de semana la prensa local.

b) Si el botellón es una opción libre, sólo puede entenderse en un contexto en el que todos optan libremente. Lo que no ocurre cuando sólo unos deciden y los demás sufren. Las víctimas del ruido o de la suciedad no eligen. Aguantan. Al menos hasta ahora. Porque resulta consolador comprobar que se han comenzado a dictar sentencias penales que condenan a desaprensivos pseudo-empresarios que han hecho del ruido -y con ello del perjuicio a terceros- motivo de enriquecimiento fácil.

c) El botellón es diversión de jóvenes. No de niños. Pero sabemos que los adolescentes españoles se inician cada vez antes en el consumo de alcohol y drogas. ¿Quién controla el consumo precoz que provoca adicción en auténticos niños?

d) El botellón se nos presenta como espacio de comunicación, imprescindible ésta, a su vez, en la socialización del joven. Si esto es así, no puede defenderse como botellón la aglomeración masiva, por yuxtaposición, que no integra, sino que disgrega y que imposibilita la comunicación.

e) Si aceptamos que el botellón es fenómeno que se desarrolla al aire libre no podemos entender como tal el secuestro de los espacios comunes. La ocupación coactiva y excluyente de ciertos espacios urbanos los convierte en guetos, impenetrables incluso para la Policía, que quizá estén al aire, pero que no son libres. No puede, además, desconocerse que la opción del joven por beber al aire libre no es real: sus aglomeraciones de fin de semana suelen realizarse en las proximidades de establecimientos públicos que, aprovechando la anomia ambiental, hacen su agosto todo el año. Compitiendo ilícitamente con el resto de industriales que respetan horarios, sufren inspecciones de sanidad, controlan la calidad de sus productos y la capacidad de sus locales, pagan impuestos, etc.

f) La característica definidora del botellón queda reflejada en su propio nombre. Tal como continuadamente se argumenta, los jóvenes no pueden pagar los altos precios de una copa en los establecimientos ad hoc. Adquieren alcohol más barato y lo comparten en buena lid. Por eso no podemos considerar botellón ese otro fenómeno en cuyo contexto el joven, que teóricamente no puede pagar una copa en la discoteca, bebe y paga diez en la calle. Paga, como es notorio, muchas más cosas. Además de ingerir cantidades peligrosas de alcoholes incontrolados, las aglomeraciones masivas del fin de semana son el campo privilegiado para el comercio de drogas: aportan gran número de clientes, anonimato en el uso, impunidad en el tráfico. El marco ideal para el traficante. No se puede alegar ignorancia: la distribución de drogas de diseño o de cocaína puede ser ratificada por cualquiera interesado en tener los ojos abiertos.

La provincia de Cádiz registra un alto número de incidentes violentos originados en la movida. Y los accidentes de tráfico en ciudad duplican a los ocurridos en carretera. Tenemos casi el mismo número de siniestros que Sevilla y más que Málaga. Algo tendrán que ver los excesos del falso botellón. Pero preferimos desconocer la realidad.

(Algunas de) Nuestras autoridades se muestran preocupadas por los efectos del tabaco y se inhiben ante las secuelas de otros tóxicos no menos potentes. No desperdician ocasión para gritar ante el «azote de la droga», pero renuncian a intervenir decididamente frente a la difusión entre los más jóvenes. Lamentan cada lunes el rosario de graves accidentes de tráfico del fin de semana, cuando conocen donde se gestan. (Algunos de) Los ciudadanos, complacientes, nos limitamos a la inútil reivindicación de «mano dura», pero siempre sobre los efectos, raramente sobre las causas.

Estar a favor del botellón significa respeto por la autonomía de cada uno para decidir, individual o colectivamente, el destino de su tiempo. Por lo mismo, significa, también, oposición a lo que no es ni puede ser una modalidad de diversión libre. Y que tiene, además, intolerables consecuencias.

AUTOR: Terradillo, Catedrático de Derecho Penal

FUENTE: http://patalata.net

Más cosas sobre el botellón:

http://elmosquitoeducativo.wordpress.com

En EducaRueca.org - Estoy orgullosa que mi hijo vaya al botllón


Foro

  • MÁS SOBRE EL BOTELLÓN
    19 de febrero de 2008, por cristina
    Toda la culpa la tine el precio de las bebidas , si las bebidas no fueran tan caras los jovenes no practicarian el botellon.SI los empresarios de los bares , discotecas,pubs.. PUSIERAN LOS PRECIOS ECONOMICOS los jovenes ya no molestarían con ruidos y suciedad.
    • MÁS SOBRE EL BOTELLÓN
      16 de octubre de 2008, por xhaty
      veréis desde el punto de vista de los que trabajamos en la prevención del consumo de drogas (tabaco y alcohol también) este es un tema ambibalente. por un lado están los que practican esta forma de ocio, si OCIO y por otra los que sufren o padecen este OCIo porque practican otro tipo de ocio. la cuestión no radica en la libertad de poder experimentar eeste tipo de ocio , sino en la tolerancia de compartir todas las formas posibles de ocio. más que una pretensión el respetarnos unos a otros debe ser una realidad y el botellón en ese aspecto no es la fórmula más adecuada. no se trata de culpables, sino que también es cierto que los excesos de estas suntancias provocan la deshinibición social, aumentar el tono de voz, cantar, chillar, romper cosas, molestar, etc. repito: los excesos por lo que claramente volvemos a la cuestión inicial: ¿porqué hay determinado tipo de peña que no respeta esto, no es tolerante? insisto DETERMINADO TIPO DE GENTE. sin embargo, es cierto que la solución no es erradicarlo porque eso genera nuevas formas de guetto (ej.: cocheras individuales, zonas de parues alejados, etc). pienso que una posible solución radica en ofrecer otras alternativas e intentar comunciar que es un fenómeno cuyo origen era (en otro tiempo) compartir un tipo de ocio, aunque desligado de lo que en un pricipio fue: REUNIÓN DE AMIGOS, COLEGAS, ETC. a esto sumar que, HOY, es una práctica que se ha concentrado en la nocturnidad y ligado al consumo de sustancias nocivas a la salud por lo que el botellón se ha constituido como LUGAR DE ENCUENTRO DE COPAS A TODAS LAS EDADES y EN ESPACIOS PÚBLICOS. besos. xhaty
  • MÁS SOBRE EL BOTELLÓN
    29 de marzo de 2007

    EL BOTELLON Top Exitos , 06/02/07, 23:45 h

    Unas pequeñas e irrelevantes REFLEXIONES sobre un tema de rabiosa actualidad que afecta a toda la sociedad. El botellón, el ruido en la calle, los chicos son unos animales... Que bonito que es quejarse.

    Señores de aquellos lodos tenemos estos barros. Al joven le enseñamos o le hacemos creer que que es el rey de la creación, omnipotente y todopoderoso. Luego en contrapartida, nuestras autoridades, joden y maltratan a los empresarios que se ocupan de dar ocio a nuestros jóvenes (Discotecas) con reglamentos muy severos de edades, horarios, controles de drogas y demás. Los empresarios de las discotecas se ven obligados a exigir mucho a sus clientes. Rigidez en la puerta, entradas y consumiciones a precios desorbitados, horarios adecuados a la legislación vigente pero muy inadecuados a las necesidades del consumidos final. Resultado: Si tengo problemas para entrar en la disco, me soplan el poco presupuesto que me dan en casa, tengo que aguantar que el gorilas de la puerta me mire por encima del hombro, me dirijo al super, por dos pesetas, me compro mi racción de priba y mis canutos y a joder a la plaza del pueblo, donde no tengo horarios ni regalmentos que cumplir QUE PARA REGLAMENTOS YA TENEMOS BASTANTES EN LA UNI O EN EL CURRO.

    Todo tiene un motivo. Si las autoridades competentes se han empeñado en expulsar a los jóvenes de su habitat de ocio natural, estos que aun contando el bajo indice de natalidad conque contamos, aun existen, se reubican donde pueden y eso es en la puta calle, dando el coñazo a los vecinos. Pero no olvidemos que vecinos e hijos somos todos.

    EL ASOTE URBANO

  • MÁS SOBRE EL BOTELLÓN
    28 de marzo de 2007, por lain coubert
    Me parece una auntentica estupidez, sin animo de ofender, el contenido de este articulo, es una utopia.Si es verdad que el botellon debe ser una opcion libre tambien debe ser una opción libre el poder descansar tranquilamente sin que unos niñatos por no llamarlos cosas peores te esten destrozando el portal de tu casa.Dicho esto nos encontramos ante un dilema que es mas importante, que unos niñatos puedan emborracharse en la calle o que un señor respetable despues de 8 horas de trabajo pueda dormir tranquilo.Dicho esto, hay dejo el dilema. Mi opinion es clara en esta vida hay que vivir con normas no todo puede ser libertinaje, y si una de estas tiene que ser la prohibición del alcohol en la calle para que las personas que honradamente trabajan 8 horas al dia puedan dormir que asi sea.
    • EL FENÓMENO DEL "BOTELLÓN"
      22 de mayo de 2007, por animacion

      EL FENÓMENO DEL "BOTELLÓN"

      Cada fin de semana miles de jóvenes se agrupan y ocupan las calles, plazas y parques para beber, charlar o escuchar música, acompañando todo ésto de ruido, basura y destrozos. Es un fenómeno que se relaciona con las pautas de ocio y consumo que los jóvenes han aprendido en los últimos años y que se extiende a la mayoría de países desarrollados.

      Estos hábitos nocturnos de ocio se basan principalmente en el consumo de alcohol por parte de chicos y chicas, huyendo de la carestía de pubs y bares y de la dinámica de otros jóvenes de "ir de pub en pub" toda la noche. En los años 80 la "litrona" también acabó convirtiéndose en una manera barata para la economía de muchos bolsillos jóvenes.

      La presencia policial en zonas de consumo no ha hecho disminuir el problema de la ingesta de alcohol, por lo que habría que pensar más bien en introducir en la enseñananza valores básicos como la salud, la tolerancia y la buena vencidad frente a otros valores sociales dominantes como el hedonismo, el individualismo o el presentismo, haciendo hincapié en la manipulación que intereses económicos provocan en las mentes juveniles imponiéndoles modas y usos que nada tienen que ver con la libertad.

      Es este un fenómeno de enormes dimensiones con un claro riesgo para los adolescentes y jóvenes pues, mientras los jóvenes identifiquen el tiempo de ocio con el horario nocturno o el consumo como un fin en sí mismo, de nada servirán algunas de las medidas que se barajan o ya puestas en marcha, tales como alejar de las ciudades las zonas de diversión o las actividades alternativas que son compatibles con el consumo.

      Administración, escuelas, padres y madres, mediadores sociales... tienen una responsabilidad que asumir para atajar un problema que añadirá más alcohólicos a la ya millonaria lista.

      • EL FENÓMENO DEL "BOTELLÓN"
        28 de octubre de 2008, por jajaj
        pero si el botellon es lo maximo k se puede aser te lo psas mu bn
        • EL FENÓMENO DEL "BOTELLÓN"
          5 de noviembre de 2008
          Estoy contiigo el botellón es lo maxiiimoo! nose de Que se quejan entonces.. ni que nunca hubiesen bebido amargados!
    • MÁS SOBRE EL BOTELLÓN
      28 de noviembre de 2007, por una adolescente indignada
      pero tu que patochadas dices?si fijo que los que te destrozan el portal no son los que hacen botellon.porque no todos hacemos eso, y fijo que los que lo hacen ni siquiera beben!!!!ademas fijo que tu hijo tambien va de botellón!!monOOoOoOoo
Esqueleto "epc_3c" para SPIP distribuido por ColeWebs.org | Diseño: joseluis | Copyleft